Torre de Sant Elm

Sant Elm

El edificio que hoy admiramos fue construido por orden del rey de Mallorca Jaume II en el año 1279, destinando una zona a hospital, para dar acogida a marineros y pescadores obligados a estar en cuarentena.​También se construyó un oratorio, que debía cumplir la función piadosa de amparar a las almas, y una prisión para los detenidos. Posteriormente se edificó la torre, para defender y vigilar la costa y proteger a los acogidos. A finales del siglo XVI dejó de cumplir la función de hospital, y se mantuvo el oratorio bajo la autoridad eclesiástica y la torre bajo la autoridad de un «batle».​Según reza un inventario de armas, en la torre había una pieza de artillería de 17 o 18 quintales, 5 libras de pólvora y varias balas de cañón. A principios del XIX, desapareció la figura del «batle» y el ejército se hizo cargo de la custodia y defensa de la zona, pasando a ocupar la torre.​El 16 de diciembre de 1868 el Archiduque Luis Salvador de Austria adquirió la finca, la cual aparece en alguna ilustración de su magna obra Die Balearen.Después de varias transmisiones el castillo finalmente pasó a manos de la Fundació Illes Balears que lo ha rehabilitado y lo mantiene en estado óptimo de conservación.